Tres claves para mantener un Firefox saludable

De acuerdo con la página web del Gobierno de los Estados Unidos, tres de los propósitos de Año Nuevo más comunes tienen que ver con adelgazar, ya sea por motivos estéticos o de salud. Y es evidente por qué: todo el mundo desea estar en la mejor forma física y obtener el máximo rendimiento.

Nuestro objetivo con cada actualización de Firefox es hacer que pierda peso y dé lo mejor de sí. Además, hay algunas cosas que tú mismo puedes hacer para mantener tu navegador sano y funcionando mejor que nunca.

Solo te llevará unos minutos mantener tu Firefox en plena forma.

1. Asegúrate siempre de tener la versión más reciente para disfrutar de las últimas mejoras de velocidad. Hay una característica que lleva a cabo las actualizaciones en segundo plano, exigiéndote poco o ningún esfuerzo. Para ponerla en marcha, sin embargo, necesitas una versión más reciente. Aquí encontrarás las instrucciones para comprobar si tu navegador está actualizado. También puedes ejecutar un “control de velocidad” para ver si la versión que tienes es realmente veloz.

2. Elimina extensiones y complementos antiguos. Ese complemento que descargaste hace un año puede seguir en ejecución en segundo plano incluso aunque no lo uses. No te hace ningún mal echar un vistazo cada cierto tiempo y eliminar las extensiones y los complementos que no estés utilizando. Si resulta que necesitas de verdad alguno de ellos, siempre puedes descargarlo de nuevo. Aquí encontrarás información sobre cómo manejar tus extensiones.

3. Comprueba tus plugins (esos pequeños programas construidos fuera de Firefox que reproducen juegos, videos o animaciones). Esto debería convertirse en una rutina, igual que la comprobación de los detectores de humo. Mantendrá tu navegador no solo funcionando sin problemas, sino también más seguro.

Comprobar plugins

https://www.mozilla.org/es/plugincheck/

Plantéate convertir estas tres acciones en una rutina que llevas a cabo cada pocos meses. Haz de esto un propósito de Año Nuevo que mantener. ¡Te lo agradecerás!