8 consejos para que realices tus compras en Internet de manera segura

¿A quién no le gusta comprar en Internet? Puedes conseguir grandes ofertas, recibir correos que no son facturas y todo sin tener que cepillarte el pelo ni quitarte el pijama.

Sin embargo, hay algunos incovenientes al comprar en línea, pero si sabes cómo protegerte, puedes sentarte tranquilamente y disfrutar de la experiencia. Aquí tienes algunos consejos para que realices tus compras en Internet de manera segura.

  1. Utiliza la última versión de Firefox. Cada nueva actualización trae más seguridad. Si, por el contrario, estás usando un navegador antiguo, tú mismo te estás poniendo en riesgo. Actualizar es muy sencillo: o bien descargas la última versión o vas a Firefox > Acerca de Firefox y ves si estás actualizado.
  2. Usa sitios que conozcas bien. Estarás más seguro si te mantienes fiel a los sitios que conoces. Si no es así, asegúrate de que el sitio dispone de una política de privacidad e información sobre las medidas de seguridad que aplica.
  3. Infórmate de si el sitio es seguro. Tienes que fijarte en dos cosas para saber de forma fácil y rápida si debes comprar en un sitio. Primero, ¿la URL comienza por HTTPS (en lugar de HTTP)? Y segundo, aparece un candado en la barra de estado que muestre que estás en un sitio seguro?
  4. Paga con crédito. Cuando llegue el momento de pagar ese nuevo cacharro/remera/camiseta/juguete, utiliza crédito en lugar de débito. Muchas tarjetas de crédito ofrecen protección frente al fraude mientras que las de débito, por el contrario, no. Una tarjeta de regalo o una desechable es incluso mejor, porque los fondos están limitados a una cantidad concreta.
  5. Ten el control de tu información. Guardar tu información en un sitio web de confianza facilita mucho las cosas cuando vuelves a comprar. Sin embargo, si lees las noticias, verás que incluso los sitios seguros pueden ser presa de los hackers. Del mismo modo, un sitio de comprar no tiene por qué saber tu cumpleaños, tu número de identidad, etc. Esa información, junto con tu número de tarjeta de crédito, es el paraíso para que el quiera robar datos personales. Mantén tu información personal, bueno… personal.
  6. Utiliza una contraseña superfuerte. Si la contraseña que usas para tus compras es 1234, eres vulnerable a que seas hackeado. Usa una frase con números y caracteres especiales. Por ejemplo, “Leoelbloglaguarida2″ es una contraseña fuerte.
  7. Realiza tus compras en casa. No uses equipos de lugares públicos para introducir información personal.
  8. Comprueba los movimientos de tu cuenta. Es una buena idea hacerlo cada mes. Revisa que los cargos en tus tarjetas de crédito se destinaron a pagar cosas que compraste tú, no otra persona.